Progressive Dairy Publishing Header
Current Issue | Article Archive | Upcoming Events | Posters

Calostro: El secreto para criar becerros saludables

Escrito por Dra Mireille Chahine

El calostro es una mezcla de secreciones lácteas y de algunos productos de la sangre que se acumula en la glándula mamaria antes del parto y tiene muchos anticuerpos y nutrientes. El becerro recién nacido no tiene la capacidad de producir sus propios anticuerpos. Los anticuerpos o inmunoglobulinas presentes en el calostro son la primera y única fuente de inmunidad pasiva para los becerros. Los becerros tienen que tomar calostro lo antes posible después del nacimiento para adquirir inmunidad contra los microbios que causan enfermedades y que están presentes en el medio ambiente. El intestino de un becerro pierde la habilidad de absorber los anticuerpos rápidamente. La disminución en la absorción de anticuerpos empieza inmediatamente cuando el becerro nace. Por eso, es muy importante alimentar el calostro tan pronto como sea posible después del nacimiento del becerro. Además de la maduración del intestino que causa una disminución en la absorción de anticuerpos, el intestino del becerro recién nacido empieza a secretar enzimas que pueden degradar los anticuerpos antes de que sean absorbidos, disminuyendo así la cantidad de anticuerpos disponible para la lucha contra las enfermedades. Además, el calostro es para el becerro una excelente fuente de nutrición ya que tiene una mayor concentración de nutrientes que la leche normal. La alimentación de los becerros con calostro de buena calidad, tan pronto como sea posible después del nacimiento, es el secreto para conseguir más becerros saludables y para perder menos tiempo tratando becerros enfermos.

Se recomienda alimentar a los becerros con 4 cuartos (1 galón) de calostro en sus 2 primeras horas de vida (preferentemente en la primera media hora) y 2 cuartos más de 6 a 12 horas después. Si el becerro no quiere tomar calostro, utilice un tubo esofagal. Hay que tirar los calostros ensangrentados o aquellos que provienen de vacas que tienen mastitis. Es mejor no mezclar calostro de distintas vacas. Si el calostro de una vaca tiene algún patógeno, este patógeno puede pasar a varios becerros causando una epidemia. Es importante mantener el equipo de alimentación limpio y desinfectado. Recuerden que los becerros son niños y nunca debemos alimentar a los becerros con equipo sucio.

El calostrómetro estima la gravedad del calostro y cuantifica el nivel de anticuerpos presente. El aparato tiene 3 áreas de distintos colores correspondientes al nivel de anticuerpos presente en el calostro: verde (calidad excelente), amarillo (calidad aceptable), rojo (mala calidad). El calostrómetro no da resultados correctos cuando el calostro esta frío o caliente. Se recomienda realizar la valoración del calostro siempre a temperatura ambiente (20º C o 68º F) o utilizar el gráfico de temperaturas que viene con el aparato. Si el calostrómetro indica que el calostro es de mala calidad, no lo utilice para alimentar a los becerros recién nacidos. Las vacas que producen más de 18 libras (8.5 kg) de calostro en el primer ordeño tienen generalmente menos anticuerpos en su calostro. Es importante no utilizar el calostro de estas vacas para alimentar a los becerros recién nacidos. Se puede utilizar el calostro de mala calidad para alimentar a becerros mayores. Si el calostrómetro indica que el calostro es de buena calidad y si la vaca produjo menos de 18 libras de calostro, utilice el calostro para alimentar a los becerros recién nacidos.

El calostro se puede congelar en botellas de 1 o 2 litros o en bolsas especialmente diseñadas para congelar alimentos. Por motivos de seguridad utilice 2 bolsas, una dentro de la otra. El congelador tiene que estar a una temperatura de -20 ºC. El calostro debe descongelase utilizando agua tibia (menos de 50ºC o 120ºF). Usted también puede descongelar el calostro utilizando un microondas y un plato giratorio. El nivel de energía utilizado para descongelar el calostro tiene que ser bajo para no dañar los anticuerpos que están presentes en el calostro y que dan inmunidad al becerro recién nacido. Saque el calostro descongelado periódicamente de la botella o de la bolsa para no sobrecalentarlo y dañar los anticuerpos.

El calostro se puede refrigerar por un periodo máximo de una semana. Sin embargo, es preferible utilizarlo antes de 48 horas. La temperatura del refrigerador tiene que ser constante (2-4ºC). EL

Dr. Chahine
Dra Mireille Chahine
Especialista de extensión
del vacuno lechero
Universidad de Idaho

home | progressive dairyman | el lechero | ag nutrient managmment | progressive forage grower | contact us | subscribe | advertising | forums

current issue | article archive | upcoming events

© Progressive Dairy Publishing. This site is optimized to be viewed with Firefox and Safari web browsers.