advertisement
0906 EL (español): Trabajando duro para el rancho lechero por la iudadanía PDF Print E-mail
El Lechero Elementos - En la mira
Written by Dra Oscar Duarte   

CAROLINA PINZÓN ES UNA COLOMBIANA que tenía el sueño de venir a los Estados Unidos para visitar amigos y conocer el país.

InglesAdora trabajar con animales y tiene un título en zootecnia y ciencia animal de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá. Esta mujer de 28 años también tiene mucha experiencia con equinos y bovinos, además de haber trabajado como directora de personal en diferentes áreas antes de su llegada a los Estados Unidos.

 

Carolina llegó a los Estados Unidos en enero de 1995 para una estancia de seis meses como parte de un programa de intercambio estudiantil. Volvió en mayo de 2002 con la intención de visitar amigos y conocer algunas de las operaciones de la industria lechera. Esta vez fue admitida sólo como visitante por un período de seis meses. Visitó algunos ranchos lecheros en Wisconsin, donde reunió información sobre sus sistemas, la clase de trabajadores a quienes contratan y los trabajos realizados, así como la necesidad de estos ranchos de una persona con sus antecedentes. Transcurrieron un par de meses y el productor de uno de los ranchos que había visitado se interesó tanto en sus conocimientos y experiencia que le ofreció un trabajo.


Cuatro meses después de su llegada a los Estados Unidos, Carolina presentó su solicitud para vivir en los Estados Unidos como trabajadora no inmigrante especialista en ganado lechero. Dos semanas después su solicitud había sido aprobada. Esto le dio una visa H1B por un período inicial de tres años renovable por otros tres. Este proceso involucró el llenado de muchos formularios por parte de su patrocinador y la evaluación de sus credenciales por una oficina certificada en los Estados Unidos para demostrar que obtuvo un título universitario en su país equivalente al mismo título en los Estados Unidos.

Cuando llegó a este país en 2002, Carolina creía tener un buen dominio del inglés. Sin embargo pronto descubrió que éste no era lo suficientemente bueno, así que tomó más clases de inglés. Carolina también descubrió que los hombres hispanos en este país, al igual que en su país de origen, rechazaban el hecho de tenerla a ella como supervisora. A pesar de esta dificultad, Carolina gradualmente construyó cualidades de liderazgo dentro de todos los empleados en el rancho : Brickstead Dairy en Greenleaf, Wisconsin. Hoy es la administradora de un Hato de más de 800 vacas lecheras, está muy bien posicionada y es la encargada de tomar decisiones en la mayoría de los asuntos del negocio.

Ha tenido otros retos además de los relacionados con el trabajo. Por ejemplo, uno de estos fue el tener que contratar a un abogado de inmigración para que la ayudara en el proceso de convertirse en trabajadora no inmigrante y después en residente legal de los Estados Unidos.

Otra situación que encuentra frustrante y desalentadora son los cambios constantes en las reglas de inmigración y el costo de todas estas actividades. En abril de este año, presentó una solicitud de extensión de su visa de trabajador no inmigrante, la cual fue aprobada casi de inmediato. Unos días después, hizo una petición para convertirse en residente legal de los Estados Unidos. Ahora tendrá que esperar por lo menos de dos a cuatro años más para recibir su tarjeta de residencia y esto por supuesto le costará más dinero.

Su frustración más grande es la incertidumbre de no saber si alguna vez se convertirá en residente legal de los Estados Unidos o si tendrá que regresar a su país de origen. Por consiguiente, hasta no convertirse en residente legal no puede hacer planes para el futuro. Por otro lado, Carolina se siente muy orgullosa de haber cumplido hasta ahora con todos los requisitos legales. También está agradecida con su jefe, Dan Brick, por su apoyo y entusiasmo.

Carolina se ha adaptado muy bien a la cultura de este país aunque todavía extraña Colombia. También sería más feliz sin los inviernos de Wisconsin, ya que la mayor parte de su trabajo ahí se realiza al aire libre.

En resumen, Carolina ha tenido un impacto muy positivo en la productividad del rancho y si tuviera que irse, su ausencia se sentiría por mucho tiempo.  EL

 

Add comment



If you're having trouble commenting, email editor@progressivedairy.com to have your comment added.


advertisement

About Us | Subscribe | Advertise | Contribute | Contact Us | Industry Stats | Progressive Forage Grower | Progressive Cattleman

Copyright 2013 Progressive Dairyman

This site is optimized to be viewed with Firefox, Safari and Internet Explorer 8 web browsers.

pp_logo_k_0910