advertisement
 
0608 EL (español): Diarrea en vacas y becerras PDF Print E-mail
El Lechero Temas Básicos - Crianza de Becerros
Written by Dr. Travis Thayer   

Existen diferentes enfermedades que pueden causar diarrea y fiebre en vacas y becerras. Los diferentes tipos de Salmonella son una de las peores causas de esta enfermedad en vacas y becerras. La bacteria Salmonella puede afectar al ganado lechero de cualquier edad, incluyendo becerras, y los signos de la enfermedad por Salmonella pueden aparecer de diversas maneras.

  InglesExisten diferentes tipos de Salmonella que causan enfermedades en el ganado. Todos estos diferentes tipos son parte de una misma especie, Salmonella enterica, pero se distinguen entre ellos en base a su adhesión a diferentes anticuerpos en el laboratorio, lo cual es llamado serotipo.

(Asegúrese de ver los comentarios al final de este artículo.) 

Cuando uno lee acerca de los diferentes tipos de Salmonella en los establos (e.g. Salmonella newport, Salmonella tiphimurium, etc.), éstos se refieren al serotipo específico que se encontró en esa granja. Otro punto importante sobre las diferentes Salmonella es que la gente también puede ser infectada por éstas, y uno se puede enfermar gravemente. Es importante que cualquier persona que maneje animales con diarrea utilice guantes y se lave las manos, el equipo, y la ropa antes de comer, irse a casa con su familia, o manejar otros animales.

En vacas adultas, el signo más importante de infección por Salmonella es una diarea severa, maloliente y sanguinolenta, comúnmente con fiebre elevada. También se puede llegar a observar pedazos de material amarillo del intestino, llamado fibrina. La infección por Salmonella es muy seria y muchas vacas mueren aún cuando la infección sea detectada tempranamente y ésta sea tratada de manera agresiva. Inclusive, vacas que se recuperan de la infección pueden no llegar a recuperar la producción láctea perdida durante la enfermedad, lo que puede resultar en que sean eliminadas del hato. En casos muy severos, se pueden llegar a encontrar vacas que mueren sin ningún indicio previo de enfermedad o de diarrea. En estos casos el diagnóstico se basa en los hallazgos de la necropsia, así como en cultivos bacterianos hechos de los tejidos afectados.

En becerras, la Samonella ataca de una manera muy similar, en la que el signo más común de infección por Salmonella en becerras pequeñas es una diarrea maloilente, comúnmente sanguinolenta, con una fiebre elevada. Las becerras muy jóvenes también se pueden infectar a través del calostro, o a través de un ombligo infectado, lo que resulta en una infección de orígen sanguíneo que comúnmente termina en la muerte del animal. La Salmonella también aparece ocasionalmente en becerras más grandes, comúnmente después del destete o al juntarlas en grupos por corral. La Salmonella en estas becerras más grandes frecuentemente se parece a la neumonía. De la misma manera que muchas enfermedades que producen diarrea, uno puede caer en el error de diagnosticar a la Salmonella como la causa de cualquier diarrea común de vacas o becerras sin llevar a cabo un análisis de laboratorio, tal como un cultivo. Sin embargo, muchas diferentes enfermedades parecen muy similares y es importante confirmar el diagnóstico de Salmonella enviando una muestra fecal de ese animal a un laboratorio para un cultivo. De otra manera, usted puede terminar haciendo cambios en el manejo específicos para Salmonella cuando es otro el patógeno que está causando la diarrea, en vez de enfocarse en el patógeno que realmente está causando el problema. La mejor manera de diagnosticar la infección por Salmonella en una vaca o una becerra es tomar una muestra fecal y enviarla al laboratorio para un cultivo. En la mayoría de los casos, el laboratorio también realiza pruebas de diferentes antibióticos para determinar que tan bien funcionan éstos contra la Salmonella aislada en ese caso en particular. A esto se le llama una prueba de sensibilidad a antibióticos.

El tratamiento de la infección por Salmonella puede ser muy complicado. Una de las puntos más importantes de la terapia en una vaca o becerra es es el restituir todos los líquidos y electrolitos que el animal perdió durante la diarrea. Los líquidos y los electrolitos pueden ser administrados por vía oral o endovenosa. Debido a que los diferentes tipos de Salmonella a veces se esconden dentro de las células, algunas veces el tratamiento con antibióticos no es muy efectivo pues es difícil que el medicamento entre a la célula donde se esconde la bacteria, pero a veces el tratamiento hace una gran diferencia. Las diferentes Salmonella han desarrollado resistencia a muchos antibióticos; por lo tanto utilice el reporte de sensibilidad a antibióticos para ayudarlo a seleccionar el antibiótico que va a utilizar en el tratamiento. El administrar carbón activado vía oral puede ser útil para adsorber las toxinas liberadas por las bacterias en el intestino, así como recubrir y protejer el tejido intestinal en si mismo. Otro punto importante del tratamiento de la infección por Salmonella es el bajar la fiebre. Una vaca con fiebre elevada no se siente bien y no consumirá alimento. Es importante para la recuperación de una vaca que ésta reduzca su consumo de alimento lo menos posible, por lo que es muy importante el mantenerla lo más cómoda posible y con buen apetito. Los medicamentos anti-inflamatorios como el Fluximin meglumine o la aspirina son muy buenas opciones para la fiebre. Ya que las condiciones en cada granja son diferentes, lo mejor es trabajar en conjunto con el veterinario del hato para establecer los protocolos de tratamiento que mejor se acomoden a cada lechería.

Existen varios factores importantes para prevenir la infección por Salmonella: dos de los más importantes son una buena salubridad y una buena nutrición. Cualquier animal que presente diarrea debe ser cambiado inmediatamente a un área separada y aislada para que la Salmonella eliminada a través de la diarrea no infecte a otras vacas. También puede ser benéfico el analizar cualquier animal nuevo que vaya a entrar al hato en busca de Salmonella antes de que éste sea mezclado con el resto de los animales. También existen varios productos nutricionales que mantienen al intestino de los animales muy sano, permitiéndoles así resistir a la Salmonella. En becerras recién nacidas es recomendable asegurarse que éstas consuman suficiente calostro de vacas que han sido vacunadas contra Salmonella, para que los anticuerpos presentes en el calostro puedan ser absorbidos por la becerra. El punto más importante de cualquier programa de prevención y tratamiento contra Salmonella es el que el personal de la lechería trabaje en conjunto con el veterinario para establecer el programa de prevención contra Salmonella que mejor funcione para las condiciones particulares de cada establo. EL

Dr. Travis Thayer MVZ
AgriLabs Technical Services
Travis puede ser contactado en: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it

 

Add comment



If you're having trouble commenting, email editor@progressivedairy.com to have your comment added.


advertisement

About Us | Subscribe | Advertise | Contribute | Contact Us | Industry Stats | Progressive Forage Grower | Progressive Cattleman

Copyright 2013 Progressive Dairyman

This site is optimized to be viewed with Firefox, Safari and Internet Explorer 8 web browsers.

pp_logo_k_0910